FERRERAS, J. L. Arsuaga. El collar del Neanderthal. En busca de los primeros pensadores. Madrid: Col Tanto por Saber, Editorial Temas de Hoy, 1999. 311p. Resenha de:  Panta Rei – Revista de Ciencia Y Didáctica de la Historia, Murcia, n.4, p. 1998.

La lectura que Juan Luis Arsuaga, codirector del Proyecto Atapuerca y Paleoantropólogo reconocido, nos propone no es sólo una exposición de teorías científicas difíciles de entender paraun lector no habituado a ellas, sino que mediante un lenguaje llano, abierto y muy expresivo, junto aejemplos y paralelismos e, incluso, alguna anécdota, acerca al lector un poco más al conocimientode quiénes habitaron estas tierras en los orígenes de la Historia.

El autor nos lleva de la mano, por la Prehistoria en general, a través de un camino que haplanificado recorrer en tres etapas, es decir, en tres partes: “Sombras del Pasado” (sobre el origen dela especie humana); “La vida en la Edad del Hielo” (acerca de los modos de vida del hombre); y”Los contadores de historias” (el neanderthal frente al hombre moderno).

Cada una de ellas, a su vez, está estructurada en otros tres capítulos que pretenden darnos a conocerdistintos aspectos de la Prehistoria. Y para facilitar aún más ese conocimiento, los nueve capítulosestán subdivididos en diversos apartados que actúan como ventanas que van iluminando el senderopor el que caminamos.

Además en esta estructura se incluyen un Prólogo y un Epílogo, aparte de bibliografía sobre cada capítulo y otros apartados. Si nos detenemos un momento en cada capítulo observaremos qué podemos encontrar en ellos. El capítulo uno nos acerca a la propia evolución de la especie humana.

El autor muestra las relaciones existentes entre los hominoideos y los homínidos, y su evolución através de los estudios genéticos y de los restos fósiles encontrados hasta el momento.

El capítulo dos está dedicado al primer ser que se considera humano, el Homo Habilis, y alpoblamiento de Asia por un muy posible pariente suyo, el Homo Erectus. En el capítulo tres sehabla de una rama de los homínidos propiamente europea, los neanderthales. Se explican susprincipales características y se establecen comparaciones con el hombre moderno.

El siguiente capítulo trata la flora y, por extensión, la climatología que conocieron nuestrosantepasados, desde un punto de vista universal para llegar de forma gradual a otro únicamentepeninsular. El capítulo cinco está dedicado a la fauna, siguiendo el mismo esquema del capítuloanterior, desde lo general hasta lo particular. En el capítulo seis nos habla el autor de los medios desubsistencia de los grupos humanos en el momento en que los animales y plantas, de los quedurante generaciones se habían alimentado, comienzan a desaparecer. En el capítulo siete tratamosde descubrir cuál es la vida media de un hombre prehistórico para, de este modo, acercarnos alconocimiento de “qué pasó en la Sima de los Huesos” y por qué se acumularon los cadáveres de almenos treinta y dos individuos de distintas edades en el mismo lugar. El capítulo ocho trata dedilucidar qué surgió primero, si el lenguaje o el pensamiento, sobre todo para determinar en quémomento los homínidos comenzaron a ser realmente humanos. En el noveno se nos habla ya delhombre moderno y de sus cualidades, así como de sus diferencias con el neanderthal, cómo secomportaban y qué posible relación existía entre ambos.

Por último, en el Epílogo se hace un repaso rápido de lo expuesto en todos los capítulos y se hablade la Prehistoria en la Península Ibérica.

Hasta aquí hemos echado un vistazo a las etapas del camino de la Prehistoria que Arsuaga nospropone. Nos quedaría mencionar cómo y con qué debemos equiparnos en este viaje. Para ello elautor nos cita constantemente, a lo largo de todo el libro, mucha bibliografía y autores que hantratado, y tratan, cada uno de los temas que se exponen. El problema de estas citas es que la mayoríade las veces sólo aparecen los nombres del autor y de la obra, sin que se incluyan notas a pie depágina.

Además encontramos cuadros y dibujos que son bastante útiles para no perderse dentro delcontenido de cada capítulo. Y, por supuesto, multitud de referencias a los hallazgos de la Sierra de Atapuerca.

De este modo, al final de nuestro camino observamos que en el interior de este libro pueden hallarseplanteamientos y cuestiones muy interesantes y novedosas sobre la forma de ver la Prehistoria, quevan desde la simple excavación e interpretación de restos arqueológicos hasta los estudiosantropológicos y etnológicos acerca de tribus actuales como los Hadza, y la aplicación de métodosde investigación prestados por otras ciencias como la Geología, la Biología, la Genética, etc., a la investigación prehistórica.

Acessar publicação original

[IF]

Deixe um Comentário

Você precisa fazer login para publicar um comentário.