COUMERT, M.; DUMÉZIL, B. Los reinos bárbaros em Occidente. Resenha de: CASTILLO LOZANO, J. A. Panta Rei. Revista Digital de Ciencia y Didáctica de la Historia, Murcia, p.161-162, 2016.

El libro que nos proponemos reseñar es una traducción de Rafael G. Peinado Santaella delconocido libro Les royaumes barbares en Occident (Presses Universitaires de France, 2010) ycuya autoría recae en Magali Coumert y Bruno Dumézil. Magali Coumert es profesora titular en laUniversidad de Bretaña occidental y su campo de estudio siempre ha versado en la época conocidacomo Antigüedad Tardía y/o Alta Edad Media, destacando su obra L’origine des peuples. Les récitsdu Haut Moyen Áge occidental (550-850) (Institut d’Études Augustiniennes, 2007). El segundo autorde este libro es Bruno Dumézil que es profesor titular en la Univerdad de París Oeste-Nanterre LaDéfense y su campo de estudio ha estado enfocado sobre todo al mundo de la tardoantigüedadcon cierta predominancia del reino austrasiano en sus trabajos, de ahí que sea autor de grandespublicaciones entre la que debemos destacar su obra de referencia: La Reine Brunehaut (Fayard,2008).

El estudio de los pueblos germánicos siempre ha sido un tema que ha originado abundantesdebates desde las primeras voces que los señalaban como destructores del Imperio romano hastaa aquellas que en el s. XIX-XX los ponían como los padres fundadores de las naciones europeasa la luz de la génesis de los nacionalismos europeos. En definitiva, este nuevo volumen pretendearrojar luz sobre la interesante historia de estos pueblos.

El libro está compuesto por una serie de capítulos que van acordes a las principales ideas quesurcan la mente de los historiadores de este periodo histórico y que se articulan en torno a la entrada,el establecimiento y la consolidación de los reinos de estas gentes/nationes. De esta manera, enel primer capítulo se nos hace un recorrido sobre aquellas fuentes a las que debemos acudir a lahora de conocer el pasado de estos pueblos antes del contacto con el imperio de la ciudad eterna,Roma (11-17). Estas fuentes son los etnógrafos antiguos (como es el caso de Heródoto), las fuenteshistoriográficas romanas (como es la conocida obra de Tácito: Germania), los restos materiales através de los estudios arqueológicos y, finalmente, la Historia Gentium, es decir, la historia de losorígenes de estos pueblos creadas (o puestas por escrito) mucho tiempo atrás en un intento dedotar de historia y legitimidad a los reinos bárbaros como es el conocido caso de la Getica u Origeny gestas de los Godos de Jordanes. Este capítulo se complementa con una teoría actualizada enla que, siguiendo las últimas tesis del mundo académico, se deja de señalar una supuesta invasióno macro-migración (pp. 17-22), un concepto que tiene claros tintes políticos, para ir dando fuerzaa una migración constante que al mismo Imperio le favorecía, sin olvidar el interesante proceso de etnogénesis progresiva que se iba dando (pp. 22-25).

El segundo capítulo (“Roma y sus vecinos”, pp. 31-54) y el tercero (“Las formas delestablecimiento”, pp. 55-76) son complementarios e intentan sintetizar esos contactos que hubieronentre Roma y los reinos bárbaros antes de la caída de la pars occidental del Imperio. Siguiendo unmodo divulgativo, no carente de un método científico totalmente pulido, el libro traza la existenciade ese limes, de esas fronteras vivas del Imperio que eran testigos de la entrada y de la convivenciaentre esos “bárbaros” y los habitantes del Imperio. De igual manera, se muestra como Roma, dentrode ese espíritu pragmático que siempre la caracterizó, adoptó a estas tribus para su beneficio propio.

Es decir, siempre que pudo sacar beneficio de ellas, lo sacó bien fuera a través de pactos, como losconocidos foedus, o a través de la asimilación directa de este mundo a su organigrama estatal bienformando parte de las tropas regulares o de la administración pública. Todas estas ideas, si bien hansido estudiadas por grandes expertos, nosotros intentamos recogerlas y analizarlas en un recienteartículo nuestro centrándonos en el pueblo godo.

En los siguientes capítulos, bajo los títulos “La cultura bárbara en el siglo V” (pp. 77-99) y“La construcción de los Estados Bárbaros” (pp. 101-125) se nos muestra un momento clave enel devenir de la historia europea ya que tras la simbólica caída de Roma en el 476, la autoridadimperial en Occidente desaparece, se crea un vacío que estos pueblo tenderán a llenar. Si bien escierto, que ya en este mismo siglo, Roma no tenía la suficiente autoridad como para manejar loshilos del destino de estos bárbaros por lo que en cierta medida este proceso de la génesis de losreinos bárbaros lo podemos retrotraer antes de esta fecha simbólica. De este modo, los autores deesta monografía pretenden arrojar una síntesis completa de este complejo pero apasionante arcocronológico a través de las fuentes arqueológicas y literarias.

El último capítulo del libro (“La conversión de los reinos bárbaros”, pp. 101-126) correspondesegún los presupuestos teóricos de los autores al último momento del proceso de la consolidaciónde estos reinos que ya se vienen viendo ellos mismos como los continuadores/herederos del otrorapoderoso Imperio romano.

El libro finaliza con unas breves conclusiones (pp. 147-148) y una selección de aquellasfechas más significativas para los autores y de los trabajos más importantes para adentrarse en estecampo de estudio (el traductor del libro añade una breve selección de títulos recientes en españolsobre este tema).

En definitiva, y a modo de conclusión, nos encontramos ante una monografía que con untono divulgativo intenta demostrar y trazar una historia general de los pueblos bárbaros desde sullegada y primeros contactos con el Imperio romano hasta su instalación como reinos. En definitiva,se trata de una buena manera para aproximarse por primera vez a estos temas y que sirve como unmagnífico recurso para aquellos alumnos o personas con inquietudes que se enfrentan por primeravez a este complejo mundo.

José Ángel Castillo Lozano – Universidad de Murcia

Acessar publicação original

[IF]

 

 

Deixe um Comentário

Você precisa fazer login para publicar um comentário.