MERILLAS, Olaia Fontal; CEPEDA, Sofía Marín; CEBALLOS, Silvia García. Educación de las artes visuales y plásticas en educación primaria. Paraninfo, 2015. 204p. Resenha de: LÓPEZ, Sara; REDONDO, Carmen Gómez. Clío – History and History Teaching, Zaragoza, n.41, 2015.

En el camino que dibuja la didáctica de la expresión plástica aún perviven algunos obstáculos que, lejos de frenar su desarrollo, motivan su constante replanteamiento, dotándola de un cuerpo teórico cada vez más sólido. ¿Es la educación artística una asignatura maría?, ¿es la expresión artística un espacio para el ocio?, ¿es un privilegio sólo para unos pocos?
En Educación de las artes visuales y plásticas en educación primaria, encuentra el lector un manual que aborda el problema de las falsas creencias que hoy en día siguen limitando la enseñanza de la educación artística, argumentando más allá del “qué se debe” al “qué se puede hacer”, pasando por los contenidos mínimos que fija el currículum, el qué enseñar y el cómo, todo ello a través de nuevas miradas, ejemplos didácticos, experiencias artísticas, reflexiones y posibilidades donde la creatividad es la clave.

Como si de una obra de teatro se tratase, en este libro destacan como protagonistas a los maestros de primaria en formación, quienes se encuentran en un periodo donde es necesario abordar la educación artística como clave para completar su educación de manera holística; un libro con el objetivo fijado en acercar y conectar a los alumnos con la dimensión creativa en su labor docente, buscando establecer puentes que conecten al futuro maestro con una visión de la materia libre de estereotipos, facilitando estrategias didácticas a partir de los tesoros que guarda el currículum, y más allá de sus límites.

Los antagonistas del libro se definen a través de las falsas creencias que limitan su radio de acción: el artista nace, no se hacela educación artística es una maría, para ser artista lo primero que hay que saber es dibujar, para disfrutar el arte hay que entenderlo, barreras que limitan nuestro modo de comprender y nuestro modo de enfrentarnos al mundo del arte y a la educación artística. Sus autoras ofrecen, a la luz de los argumentos, una visión alejada de los mitos, en pro de una educación artística actualizada, como parte fundamental en la educación del alumnado, a quienes no se forma para ser artistas sino para ser individuos críticos capaces de desarrollar todo su potencial creativo.

Avanzando en sus páginas se sumerge el lector en diversos espacios escénicos. El aula se configura como principal escenografía y los espacios no formales como lugares donde, en ocasiones, pasan las escenas más interesantes del guión, que inundan de sentido y llenan de significado a la obra. Nos referimos a las acciones didácticas que complementan y afianzan los aprendizajes desarrollados en el espacio escolar, los espacios del entorno, los museos, las redes, las instituciones, a través de iniciativas que desarrollan y amplían la formación artística en la escuela, motivando prácticas que conectan al alumno con la realidad de su entorno, contribuyendo en la construcción de aprendizajes de manera sólida.

El atrezo, conjunto de objetos y enseres que aparecen en escena, lo componen en este caso los recursos, las estrategias y las fuentes documentales de donde tomar la materia prima para crear nuevos diseños, proyectos de calidad y estrategias de enseñanza-aprendizaje. Es la metodología, en este punto, un aspecto clave. La educación artística arrastra un historial cargado de prácticas simplistas que limitan el potencial de la materia, es por ello que las autoras lo abordan desde la importancia del enfoque metodológico como eje que vertebre la materia, a la luz de las directrices UNESCO, para después romper la barrera entre teoría y práctica, como caras de una misma realidad. De nuevo se presenta desde una óptica orientada a desmontar prejuicios: hacemos manualidadeselaboramos objetos decorativosinterpretamos los dibujos de los alumnoscreamos al margen de la realidad actual, para plantear un nuevo enfoque, transformando prácticas poco o nada didácticas en oportunidades de aprendizaje, invitando así a la reflexión sobre las prácticas docentes.

Esa transformación se orienta a conectar tradición y presente a través del uso de las tecnologías de la información y la comunicación, los recursos tecnológicos y las herramientas virtuales, potenciales herramientas que aparecen contenidas en el curículum y que conectan la educación artística con la realidad de nuestros alumnos. Internet como plataforma de investigación, como puente de colaboración, como soporte creador on-line o como medio de difusión y comunicación, representa hoy en día un soporte necesario en las prácticas didácticas.

En línea con esto, las autoras proponen un novedoso enfoque relacional, la educación artística basada en el concepto de patrimonio, una didáctica basada en las personas y las relaciones que establecen con los contenidos artísticos, con su contexto, con su cultura y su realidad identitaria. Proponen la comprensión de los procesos de enseñanza/aprendizaje a partir de los procesos de generación de patrimonios, a medida que se tejen hilos, uniones y conexiones con los contenidos. A partir de este enfoque se comprende la educación artística como construcción social en relación activa con los alumnos, generando en él valores de apropiación simbólica.
De este modo, encontramos en este manual una reconceptualización de la disciplina, una puesta en valor de los ejemplos de buenas prácticas que ofrecen una visión actualizada de la educación artística en primaria, que camine al compás de la revolución tecnológica de la sociedad cada vez más globalizada en que vivimos; un libro concebido como herramienta útil para el alumnado que se forma en los grados de magisterio de educación primaria, como baúl de recursos, autores, argumentos y prácticas que puedan servir para romper con una visión limitada y sesgada de la materia.

Encontramos, en resumen, un espacio de reflexión y constante cuestionamiento donde el lector es invitado a posicionarse desde una perspectiva activa, invitándole a recorrer sus páginas como el pintor que se enfrenta a un lienzo en blanco, construyendo de la nada un paisaje, un retrato de las muchas educaciones artísticas posibles en los escenarios de nuestro presente. Paisaje donde cada pincelada cambia la configuración del espacio para generar una nueva mirada que cada lector ha de construir en torno a la educación de las artes visuales y plásticas en educación primaria.

Sara Pérez López – Universidad de Valladolid. E-mail: [email protected].

Carmen Gómez Redondo – Universidad de Valladolid. E-mail: [email protected]

Acessar publicação original

[IF]

Deixe um Comentário

Você precisa fazer login para publicar um comentário.