GÓMEZ-ACEBO, Eva M.I.; BATISTA, E.; NAVARRO, N.; TEJERA, M. Del Pino; LÓPEZ, D. Ruiz. Maria, mujer mediterránea, Bilbao: Desclée De Brouwer, colec. En clave de mujer…,1999. 317p. Resenha de: DIOS, Eva M. de. Panta Rei – Revista de Ciencia Y Didáctica de la Historia, Murcia, n.4, p. 1998.

María es uno de los referentes dentro de la teología, este libro nos muestra la cara oculta de um personaje bíblico que todavía tiene mucho que decir, sólo hay que pararse a descubrirlo; cada puntode vista es un acercamiento, un paso más hacia el conocimiento de una mujer que supo ser unapersona de su espacio y de su tiempo.

Un grupo de teólogas se ha encargado de distintos aspectos de la persona de María para analizarla desde otra perspectiva; todas ellas pertenecen al ATE (Asociación de Teólogas Españolas).

Isabel Gómez-Acebo es también licenciada en Ciencias Políticas, dirige y participa en estacolección. Ella hace la introducción, las conclusiones las comparte con Mercedes Navarro y seencarga de desarrollar el punto referente a “María y la cultura mediterránea”; en él se presenta a lamujer mediterránea con unos rasgos culturales propios como hija, madre y esposa. El ambientecultural mediterráneo es la clave que influye en los primeros pensadores cristianos para ir creandoal tipo de mujer encarnado en la figura de María.

Esperanza Bautista, Licenciada en Derecho, desarrolla el apartado de: “El culto de María en laliturgia de la Iglesia y en la religiosidad popular”. Empieza con los orígenes del mito y susreferencias a las divinidades mediterráneas mostrando también las diferencias; continúa con elpersonaje de María en su contexto social, como se ha ido modificando su figura con el paso deltiempo hasta nuestros días en el culto mariano impulsado por Pablo VI y concluye con la necesidadde una revisión de María.

En el tercer capítulo, Mercedes Navarro Puerto, doctora en Psicología, nos introduce en lapsicología de la religión analizando la función de las imágenes simbólicas de María, que nodebemos perder, pero que son necesarias transformar a la luz de las fuentes bíblicas y los dogmasmarianos.

El cuarto apartado está dedicado a “María en la espiritualidad y en el culto”. Realizado por Maríadel Pino Tejera, teóloga, como sus compañeras, y diplomada en Profesorado de EGB. En su estudionos presenta, como ella misma dice, una mirada rápida a la historia de la Iglesia en lo que respectaal papel de María en la espiritualidad y el culto; además se fija en la sobriedad con que aparece en laliturgia de la Iglesia; sobre todo posterior al Vaticano II.

Demetria Ruiz López, maestra de lengua francesa y española, se encarga del estudio bíblico de lapersona de María (“María a la luz de la Biblia”); el recorrido por cada los evangelistas nos muestralo que María representa para cada uno de ellos: para Mateo, la compañera de José; en Lucas, lamujer liberada; en Marcos, pariente de Jesús que conquista su pertenencia a la familia de Cristo; yen Juan es el símbolo de Israel a camino entre el desierto y la Tierra Prometida.

Se termina el libro con un apartado de conclusiones que nos ofrecen aportaciones al desarrollo delpensamiento mariológico.

El libro aporta una nueva perspectiva a la figura de María; también, a la de nosotros mismos comopersonas inmersas culturalmente en el ámbito del Mediterráneo. Tengo que decir, muy a mi pesar,que en el apartado de bibliografía faltan citas bibliográficas que aparecen en las notas a pie depágina y uniformidad en las citas que ayudaría a sanar la curiosidad del lector que quiera adentrarseen alguno de tantos temas interesantes que podemos encontrar en dicho libro.

Eva M. de Dios

Acessar publicação original

[IF]

or los diferentes protagonistas de este espacio de manera diacrónica, encallando el autor en preguntas y reflexiones, en cierta manera retóricas, esenciales a la explicación y constantemente bandeado por los vientos difusionistas. No se trata de un manual, porque se limita a hechos y Cuestiones puntuales, claves, porque no sólo tiene fin didáctico, sino que trasciende estos objetivos dibujandopara nosotros el marco en el que se dan cita el investigador y los actores del drama.

El libro es provocativo, en él, a los impresionantes conocimientos del autor se une su espíritu crítico, para estímulo intelectual del lector, quien al tiempo puede evaluar las aportaciones de la historiografía al estado de la cuestión. Completada con un atlas cartográfico y un índice de términos históricos y geográficos (muy escasas son las ilustraciones a mi pesar), la obra del profesor Braudel, especialista, no debemos olvidarlo porque se advierte en su concepción de la Antigüedad, en el sigloXVI, es capaz de inspirar y “avivar el seso dormido” del lector preocupado por su propio debate interno en el estudio de la Historia.

Ana M. Núñez

Acessar publicação original

[IF]

Deixe um Comentário

Você precisa fazer login para publicar um comentário.